Prueba sin palabras: Una sorprendente propiedad de las hipérbolas

Para cada miembro de la familia de hipérbolas con el mismo par de vértices, cada círculo tangente a ambas ramas intersecta a cada una de las asíntotas formando dos cuerdas de longitud constante, independientemente de la ubicación del círculo y el ángulo entre las asíntotas. Esta longitud constante es precisamente la distancia entre los vértices.



Referencias

T. M. Apostol y M. A. Mnatsakanian, Proof without words: surprising property of hyperbolas, Math. Mag. 79 (2006), 339.

Comentarios

Otras entradas

Una historia de la Teoría de Conjuntos

¿Para qué ya NO sirven los logaritmos?

Galileo Galilei y su ley de caída libre